91 114 25 21

info@aigon.es

Edificio Cuzco IV
Paseo de la Castellana 141,
Planta 20
28046 Madrid (España)

Presupuesto inmediato

Averías más frecuentes

La avería más frecuente es la situada en el cabezal lector con un 41%, seguida de las averías electrónicas con un 21%.

Tipos de Avería

Podemos hacer una primera clasificación general de las averías que provocan la pérdida de datos:

Averías de tipo Físico

Son aquellas en que la pérdida de datos o su inaccesibilidad se produce por problemas en los componentes físicos (mecánicos o eléctricos) de los dispositivos.

Las averías físicas más comunes son:

  1. Cabezal Lector:

    El cabezal lector es una pieza móvil encargada de leer, escribir y borrar datos. Cualquier fallo en alguno de sus componentes imposibilita el acceso a la información.

    Las averías que presentan son de varios tipos en función de su ubicación:

    • Bobinas.
    • Problemas en el amplificador del cabezal.
    • Cabezales.
    • Descompensación térmica (este tipo de avería puede incluirse en otros apartados dependiendo dónde ha afectado la descompensación térmica).

    Las averías de discos duros correspondientes a este apartado son las más comunes, representan un 41% debido al gran número de componentes que lo integran.

  2. Platos:

    Las averías de platos pueden deberse a múltiples causas, por ejemplo: deformación física de los mismos, desprendimiento del material que recubre la superficie, pérdida de propiedades magnéticas,...

    La más común que presentan es el Head Crash que consiste en el aterrizaje de las cabezas sobre la superficie del plato. Por este motivo también se puede incluir dentro de las averías de cabezal lector.

    Representan aproximadamente el 4% de las averías en los discos duros.

  3. Firmware:

    Durante la fase de arranque los discos duros necesitan cargar una serie de parámetros que se encuentran almacenados en los platos. La avería de firmware se produce cuando dichos parámetros, imprescindibles para el funcionamiento de los discos, sufren una corrupción que impide proceder a su lectura.

    Corresponden a este tipo de fallo aproximadamente 10% de las averías de los discos duros.

  4. Electrónica:

    Las averías de tipo electrónico suelen producirse por un suministro incorrecto de energía, causando un cortocircuito en la placa controladora que imposibilita el acceso a la información.

    El problema más habitual:

    • Picos de tensión.

    Las averías de discos duros correspondientes a este apartado representan un 21% sobre el total de averías.

  5. Motor del disco duro:

    Alguno de los componentes del motor puede presentar fallos que provoquen la pérdida de datos o su inaccesibilidad, como problemas que afectan al correcto giro de los platos o a la simetría del disco duro.

    Los problemas más comunes que presentan son:

    • Bobinas del motor comunicadas.
    • Rodamientos dañados.

    Aproximadamente un 5% de las averías de los discos duros se producen en el motor.

Averías de tipo Lógico

La pérdida de datos o su inaccesibilidad es producida por problemas ajenos al funcionamiento mecánico del disco duro (formateos, virus, borrados,...).

Las averías lógicas más comunes son las de estructura, aquellas en las que el disco duro funciona correctamente pero por problemas de tipo lógico no se puede acceder a la información, se encuentra borrada o perdida.

Las averías más comunes son:

  • Tabla de particiones defectuosa o borrada / Sistema de ficheros corruptos.
  • Formateo, borrado de archivos... intencionado o fortuito.
  • Errores de usuario, manipulación y espionaje.

El conjunto de este tipo de averías en los discos duros representa un 19% respecto al total de averías.

AIGON - Recuperación de Datos
Consejos para evitar una pérdida de datos